El Real Club Valderrama ya pertenece a sus socios

El conflicto abierto entre los socios del ahora Real Club Valderrama y el holding de empresas de La Zagaleta tras la adquisición por parte de ésta del suelo sobre el que reside el campo, queda zanjado según anuncia formalmente hoy el club.

 


Siempre ha rodeado mucha confusión a este respecto.  En su momento el anuncio llevó a muchos a pensar que La Zagaleta había “comprado Valderrama”.  La realidad siempre ha sido otra. Al final de los 80, D. Jaime Ortiz Patiño asumió el control total de la propiedad que ya gestionaba con otros socios del proyecto original del campo de La Aves, y desarrolló el club mediante un contrato de arrendamiento a largo plazo a sus socios.  Mantuvo él y sus empresas la propiedad del suelo sobre el que reside el club, numerosas propiedades aledañas y posteriormente el proyecto que se llegó a llamar “Valderrama 2” y que en su fase final intentó llevar adelante,  sin éxito,  su hijo Felipe Ortiz Patiño. Cabe mencionar que dicho proyecto es de los pocos con viabilidad legal, que conserva en éste momento, en Andalucía e incluye un ambicioso proyecto residencial y hotelero.

 

Parcela de Castellar de la Frontera del entonces denominado “Valderrama 2”

 

 

Al fallecimiento de D. Jaime, se especuló mucho sobre el conjunto de bienes (y deudas) familiares e incluso se aseguró entonces que una sociedad vinculada a Greg Norman se haría con el control del campo. Si bien en su momento los socios no adquirieron las sociedades vinculadas a los Patiño, lo cierto es que siempre han defendido su independencia y su derecho preferente de adquisición y así lo han venido haciendo legalmente estos últimos meses desde la adquisición final por parte de La Zagaleta en Diciembre de 2015.

 

Parcela 11 del entonces “Altos de Valderrama” comercializadas por Valderrama Estates en el año 2000

 

Con el anuncio de hoy, que ya se sospechaba desde hace tiempo, se cierra otro capitulo de la historia de Valderrama.  Los socios  llegan a un acuerdo con La Zagaleta para adquirir por 28 millones de euros el 94% de la sociedad Valderrama S.A. que según indican, además del propio campo, incluye “el campo corto de Pares 3, zonas de entrenamiento, casa club, las marcas de Valderrama para su utilización exclusiva asociada al mundo del golf y varias parcelas de uso residencial situadas junto al recinto deportivo”. Por su parte, La Zagaleta mantendrá el uso de la marca Valderrama relacionadas con Real Estate y Hospitality, diversas parcelas y sobretodo, el proyecto de expansión hotelero y residencial del nuevo campo de golf. Este era probablemente desde el principio, el verdadero interés del holding privado de lujo.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Campos de Golf, Noticias, Opinion y clasificada en , , . Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.