Volvo World Match Play. Where is the Junta?

Abierto en 1998, Almenara, de 27 hoyos, consta de tres recorridos de nueve hoyos salidos de la mente del ex jugador de Ryder Cup y prestigioso diseñador de campos Dave Thomas. El campo incluye además unas amplias instalaciones de prácticas y de enseñanza. Un magnífico hotel con un soberbio Spa, tienda de golf y restaurante completan este espléndido complejo.

A la llegada conocí a Lotta, un nuevo miembro del personal de golf recientemente llegado de Suecia, quien me mostró las instalaciones con gran satisfacción. Los vestuarios han sido decorados con mucho gusto y tienen numerosas taquillas y llamativas duchas. La única pega es que quizá los asientos sean escasos. Esto no ocurre en el restaurante, que ha sido ampliado y ahora está mucho mejor. La parte interior puede albergar cien comensales, y hay una pequeña zona anexa para comidas privadas, lo que parece una buena idea. También la terraza se ha ampliado y ahora Almenara puede satisfacer cómodamente las necesidades gastronómicas de su clientela.

El buggy, nuevo y reluciente, me lo entrega Pedro, el caddie master, que también me da un Strokesaver con la tarjeta del campo y me desea con una sonrisa que disfrute de una buena ronda de golf. ¡Qué fácil es hacer que el visitante se sienta a gusto!

He disfrutado de un día de paz y silencio. Me ha impresionado la calidad de los greenes y me he dado cuenta de que el personal que se encarga de su cuidado está trabajando duro y haciendo notables mejoras en el campo para prepararlo de cara a la próxima temporada.

Sentado en la terraza del restaurante, bajo un gran parasol, llegó el momento de comer y beber algo. De donde yo vengo, este sitio se llamaría el Hoyo 19, pero en Almenara, por razones obvias, se llama el Hoyo 28. La vista, que se extiende sobre la macrourbanización Sotogrande con el Mediterráneo a su espalda, es cautivadora. Salí de mi estado de deleitación visual cuando una sonriente Pepi anotó diligentemente mi petición gastronómica. Casi de inmediato, la atenta camarera regresó con una botella de agua con gas. Apenas había comenzado a beber cuando el salmón ahumado y el queso cremoso que había pedido ya estaban sobre mi mesa. Máxima eficiencia.

La comida fue muy buena y la cuenta, comedida, ya que ascendió a 12,63 euros. Sólo la vista que se divisa desde allí vale ese dinero. Jaime Anabitarte es el director de golf de los campos de Almenara y La Reserva, ambos propiedad de Sotogrande S.A. Sería muy difícil encontrar un director más experimentado que él. Jaime sabe cómo hay que presentar un campo de golf y ha fijado muy altos estándares en todas las instalaciones y servicios. Disfruté de la jornada y me fui con la clara impresión de que Almenara Golf es un purasangre que se suma al establo de grandes campos de Sotogrande.



Andalucia Golf

Árticulo reproducido cortesia de Andalucia Golf
Las opiniones vertidas no reflejan la opinión o datos contrastados por Golf in Spain y son reponsabilidad de su/s autor/es.

Escapadas de golf que incluyen Almenara

Read more