Precio de Green Fees
¿Te interesan algunos de nuestros precios?
Reservar ahora
Acerca del campo

Sus 18 hoyos se articulan a lo largo de un valle, entre montañas a poniente y levante que le protege del viento, creando unas condiciones óptimas para la práctica de este deporte. Palmeras, pitacos y arbustos de vegetación autóctona definen los límites de cada Hoyo. Su imagen es la de un oasis en el centro de un espectacular desierto. Los 18 hoyos Par 70, con más de 5.700 metros de recorrido, transcurren en un relieve desigual, sus greenes y sus bunkers, exigen en ocasiones una especial destreza y habilidad. La Envia Golf es, además, notoria por sus cuidados greenes de gran dificultad sorteados por numerosos “Pianos” diseñados para aportar diversión y dificultad, cualquiera que sea el nivel de juego. La primera parte del recorrido se define como de pocos desniveles con configuración basada en hoyos “largos”, especialmente el 2 y el 5, ideada para afianzar al jugador y prepararle para acometer los 9 segundos, algo más cortos en distancia, pero que proponen un juego más desafiante. Los Hoyos 12, 13 y 14 son denominados como el “Amen Corner” de La Envía, de ellos se podrá salir con algún birdie o con la tarjeta totalmente arruinada. Para los principiantes o aquellos que simplemente deseen practicar tienen a su completa disposición un campo de prácticas con más 20 puestos, además de 4 greenes de prácticas en los que se podrán practicar situaciones similares a las del recorrido

Año de Creacion 1994
Diseñador/es Francisco Mendoza Montero
Gerente Maria del Mar Martin Garcia
Presidente Francisco Mendoza Montero
Greenkeeper Elisardo Sanchez Sola
Profesional José Manuel Ruiz
Dificultad del Recorrido 4 /5
Intervalo de salidas 10 min.
Buggy recomendado Si
Buggy permitido en calle En ciertas temporadas
Handicap máximo (Hombres) 36
Handicap máximo (Mujeres) 36
Alquiler de palos desde 12€
Buggy desde 30€
Carritos desde 3€
Carritos eléctricos desde 12€
Lecciones 1/2 hora desde 20€
Abierto para no-miembros Si
Campo de practicas Si
PENDIENTE

Opiniones y reviews

Puntuación Global  
3.58 /5
3
Relación valor/precio
3.33
Trato recibido
3.67
Condiciones & servicios
4.33
Dificultad
Luis campos viddal
  • Tipo de jugador Jugador habitual al nivel de mi handicap
  • Valoración:

    3.5 /5

  • Fecha 24/11/2015
Este campo es una maravilla en cuanto a vistas. hay profesionales trabajando en él que son la educación en persona, otros en la tienda especialmente dejan mucho que desear. El campo es realmente dificil por sus laderas si eres hcp alto.De-ses-pe-ran.te para ellos. Campo cuidado salvo cuando te topas con colillas de cigarrillos en los greenes,increible ! Una lástima que el visitante no sea ni minimamente saludado por los 'habituales' de allí que creen que están en Saint Andrews (nuevos ricos) que copan la 'casa club' a grito pelado.
Javier
  • Tipo de jugador Jugador habitual al nivel de mi handicap
  • Valoración:

    3.75 /5

  • Fecha 28/09/2012
Si las cabras montesas jugaran al golf no me cabe duda que lo harían en La Envia, es posible terminar el recorrido sin jugar con un stance plano. Fuera bromas, el campo es dificil, no hay que jugar recto, hay que jugar al sitio, probablemente si uno lo juega solo una vez no opine muy bien de el, pero jugando mas veces, nace en el jugador una relación amor-odio que lo hace atractivo, es como el matrimonio, te da buenos momentos pero te suele pedir mucho a cambio. De "los nuevos ricos" uno al principio puede pensar que son unos gilipollas, pero cuando los tratas ves que son de los mas normalito. Lo peor del campo es que nunca sabes de donde te puede llegar una bola, continuamente se oye "bolaaaa" y cuerpo a tierra porque puede venir de cualquier parte, al ser un campo con muchos calles juntas.
Fernando
  • Tipo de jugador Jugador habitual al nivel de mi handicap
  • Valoración:

    3.5 /5

  • Fecha 17/10/2011
Un campo agradable. Cuidado y accesible. Personal correcto. El problema son algunos de los habituales, nuevos ricos carentes de cortesía y educación. Adelantar sin pedir permiso, voces y gritos... ni buenos días en algunos casos.