Acerca del hotel

El mar, los enormes setos de flores, el golf y el hechizo andaluz definen el espacio sobre el que se alza este Parador, que concentra en su entorno todos los encantos de la Costa del Sol. La práctica del golf como deporte atractivo y de reto continuo, junto con todas las actividades de ocio que el Parador ofrece, lo convierten en un lugar ideal para regalarse una estancia inolvidable. Las habitaciones, amplias y luminosas, ofrecen hermosas vistas sobre el mar, la gran piscina y el campo de golf. Los salones, el vestíbulo y el comedor adquieren esa clara tonalidad propia del sol de la Costa del Sol. Entre los platos del restaurante tienen especial renombre la sopa de rape malagueña, los borrachuelos y los "pescaítos fritos", máxima expresión de lo andaluz.

Paquetes que incluyen Parador de Málaga Gold